Faces Team Crazy Cake

Manifiesto

¿Cómo sería el futuro si todos tuvieramos acceso a la tecnología de Google?

CrazyCake nace como respuesta a esta pregunta, surge como alternativa, como solución a un problema que nos afecta a todos:

"La obsolescencia de la tecnología que sostiene a nuestras pequeñas, medianas y grandes empresas."

La incapacidad de mantener una infraestructura digital actualizada genera pérdida de dinamismo y adaptabilidad, limita la capacidad de innovacion y no permite aprovechar los abundantes beneficios económicos del software contemporáneo. Los recursos disponibles, generalmente escasos, se diluyen en la mantención de tecnologías oxidadas que contribuyen a aumentar los niveles de estancamiento. La herencia noventera de los ERP todavía marca una presencia importante en una industria atascada en un pasado que se mantiente vivo en los cimientos de nuestra cultura digital.

Este escenario empresarial reprime el desarrollo natural de la evolución tecnológica y desencadena un deterioro del progreso global. Emerge una necesidad creciente de utilizar más energía en mantener una infraestructura digital cada vez más compleja y menos eficiente. Terminamos ahogando la motivación de innovar y de dar los pasos necesarios para mantener una adaptación armónica al dinamismo de los mercados.

CrazyCake es una reacción natural, es una herramienta con un sólo propósito:

"Ayudar en la transición del antiguo paradigma monolítico hacia el software de microservicios, para insertar definitivamente la capacidad de innovación constante."

Paradigma

¿En que consiste el nuevo paradigma?

Estamos en un momento único. Cualquier persona, en cualquier parte del mundo, puede acceder a la tecnología que hace menos de una década era sólo un privilegio de las grandes compañias de tecnología.

La transición que estamos experimentando hacia GIFEE (Google's Infrastructure For Everyone Else), empezó a ocurrir de forma masiva desde el año 2014. La llegada de Docker y la liberación de Kubernetes marcan el gran punto de inflexión en el acceso a la tecnología de containers y dan inicio a la mayor revolución que ha vivido el software independiente. Por primera vez en la historia, podemos construir sistemas avanzados de bajo costo, con altos niveles de mutación y autoescalables por naturaleza.